19 jul. 2010

Siempre creí que a pesar de todo lo que pudiera hacer o dejar de hacer, era una buena persona. Ese era mi consuelo. Pero con el paso de los años dejé de estar para la gente, desconfío más, estoy más cruda, pienso antes de actuar y reveo las opciones. Todo un cúmulo de actitudes que siempre odié en la gente, porque me parecían poco humanas, tan frías y distantes. Hasta que llegué a ser como una de ellas. Ya no pido perdón, ya no intento corregirme, ya no tengo en cuenta a los demás. Podría excusarme en el hecho de haber salido lastimada mil veces, pero es irónico olvidarse de las personas que no me dieron la espalda. Y resulta que fue porque con todas me di la oportunidad. Una oportunidad que ahora reniego, disuelvo, dejo para otra vida.





Y me encanta como escribe este tipo, lo saque de este blog.

2 comentarios:

Gran Lady. dijo...

Gustó el hallazgo, gustó el monólogo de Serrano que hay posteado ahi.
Me llegaron comentarios de que el show de La vela fue de la puta madre, asi que imagino tu felicidad :)

barbie dijo...

fuiste a ver a la vela? que envidia!
un beso grande.